lunes, 18 de febrero de 2008

Estación esperanza



El demonio venía a paso ligero, con su blancura sublime, con sus luces encandecentes, hacía temblar los rieles, las piedras y la propia madera de mi cepa. Venía arrasante, avasallador, impertinente y veloz.Yo estaba parada en su sendo, interponiéndome a su destino. Queriendo que me atropelle, que su locomotora aplaste mi cabeza, aniquile mi sentir y que mi sangre encuentre su cause en su estructura. Era el suicidio directo para mi dolor. Pero a un suspiro de tocarme, se detuvo. Mi rostro fue golpeado por la excesiva luz de sus faros, quienes suplicándome me pidieron salir de allí.La excitación de mi cuerpo y mi entrecortada respiración me mantuvieron erguida algunos segundos. Ayudada por el peso del fracaso salí de las vías, para terminar desplomándome a un costado y desde ese lugar miré como seguía su camino.
El coloso tenía un rumbo, uno llamado Adela. Quise que el amor de Roberto me tocara, pero me ignoró, siguió de largo. Sólo sé que antes de hacerlo tembló a mi par y dudó, eso me permite creer que en algún momento podía desviar y hacer estación en mí.

29 comentarios:

Bordelio dijo...

a veces somos liebres frente al otro. Enseguisadas masoquistas tristes esperanzas

ItoCuaz dijo...

La cadena se va extendiendo... el descubrimiento es grato igualmente. Gracias por tu visita, ya nos estaremos leyendo pronto.

Bienvenidos seamos

Un abrazo desde el México pseudoinvernal.

ItoCuaz dijo...

Olvide decir... hago estación en tí. Justo aquí

Natasha dijo...

Uuuufff mujer me hiciste sentir un escalofrío terrible, sólo de imaginarme semejante momento de decisión auto destructiva me siento fuera de mí, vaya, si que es como un shock paralizante sentir ese monstruo de hierro haciendo trepidar el suelo y luego pasar de lado waoooo.

Te felicito por el relato, al final me hiciste renacer... jejeje

Besines

Ana Ortiz dijo...

Me dejaste sin palabras. Has trasmitido tantas emociones en este relato. La desesperanza, la resignación, el fracaso, le esperanza resurgida por su duda.

"Sólo sé que antes de hacerlo tembló a mi par y dudó, eso me permite creer que en algún momento podía desviar y hacer estación en mí". Bellísmo!

carlota dijo...

Precioso relato, aunque estremecedora metáfora... o no es tan metáfora? Besos, preciosa.

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

Ay qué decir de este relato... Me quedo con la última frase...
Un abrazo!!!

Bohemia dijo...

una estación con ese nombre me parece un buen destino...

Abrazos

Srta. Maquiavélica dijo...

wowowow este post estuvo muy romantico uhhhhhhhh, fue un placer conocerte en el msn amiga elipse
besoos

Diego F. dijo...

Muy bueno el post, pero tené en cuenta que por la misma vía y con la misma fuerza pasan infinitos trenes que tienen diferentes destinos. Alguno terminará su recorrido en tu estación.
Saludos!

gonza dijo...

impecable como siempre.

esperelo que ya va a volver, rendido a sus pies

Enredada dijo...

genial y bello, me hiciste sentir que estaba ahí, me diste ganas de correr, correr correr
mil millones de besos
Rox

Recontra dijo...

Me gustó.

Saludos

maritonick dijo...

sorprendente!

un estilo propio

un estilo definido

la verdad que muy lindo

saludos!!!


ahh ahi conteste su pregunta en el blog ajaj

Elipse dijo...

Gracias a todos por pasar!
Pero...no me adjudiquen la historia, no hablo de mí, la escribí pensando en una estación de tren que está en Chascomús, Adela.
Saludos!!

el_iluso_careta dijo...

CHE EM ENCANTO...NENA TE FELICITO

Catalina Zentner dijo...

Me detengo en este texto y vuelvo a decirte: imposible sentir inercia ante el vértigo que experimento leyéndote...

Memorial de Silencios
Cofre de Haikú
De Ausencias y Soledad

GABU dijo...

La esperanza parece a veces no tener el rumbo que deseamos...
Si buscamos incesantemente en el sentir,tal vez algo desgastada pero allí la encontraremos...

P.D.:Y al acercarnos nuestra mirada se tornará cristalina y rotunda como un suspiro...

MUCHO BESITOS! :)

tan versátil como acústica dijo...

lo complicado es que por una estación se pasa, y luego se sigue de largo.

espejo dijo...

una vez mas caigo rendido a tu forma de describir las cosas, ahora me doy cuenta de por que te pedi qeue scribieras mi pxoximo blues.
un abrazo.

Parafraseando mi alma dijo...

Maldita Adela...Si tan solo Roberto hubiera parado en la estación correcta para quedarse...
Muy buen Post, eso es lo q te decía la otra vez, tu forma de contar algo, algo que empieza siendo una cosa y termina en cualquier otra que no tiene NADA que ver pero al mismo tiempo TODO...
Srita le dejo mi msn, la verdd q ultimamente no estoy mucho por ahi pero en una de ess nos encontramos ( che pero de onda...no con la intención que me adosaste en mi blog ajajajajaj).
Mil besos loca!
Muasss!!!
Millie

Javier dijo...

Siempre sorprendentes tus escritos,

que mal en aquel demonio no detenerse justo en esa estación que por el se muere, claro que si lo hizo temblar poder conserva la misma.

Besos preciosa

ElPoeta dijo...

Hola, querida amiga. Paso sólo un momento a saludar porque ando con prisa pero hace tiempo que no te visitaba. Un beso y mi cariño,
V.

WILHEMINA QUEEN dijo...

A través del blog recomendado de la semana en mi sidebar podés acceder a la página del doctor Akerman que te gustará y creo que te servirá bastante. En su perfil verás varios blogs sobre budismo, etc.

besos

Almita dijo...

mucho mucho mucho me gusta tu inercia, tu forma de explicarla, tu manera de contarla. La sensacion del suicidio es totalmente inexplicable, o no, pero casi la contaste como la describiria. La sensacion de "ser estacion " me costo entenderla, me quede pensando en el suicidio y todas tus diarias expresiones. Buen che cada cual interpreta como puede no !!????
Me gusta como escribis!!!!

venus dijo...

ESTACION.... NOS DEJAS ESTACIONADOS ACA CON ESTE POST

te dejo mi admiracion


besos

Enredada dijo...

Hola!!!!
dejé algo para vos en mi Blog,
miles de besos!!!! pasate!!!!

DudaDesnuda dijo...

Maravilloso, nena, maravilloso...
Y hablo de vos, de tu idea, porque hablás de la duda como posibilidad de cambio de rumbo, de un rumbo mejor.

Besos y andenes

Buda de nieve dijo...

Conozco esa estación